+34 687191767
aritxa.troyano@live.com
Madrid
Menu

Orquestación Vs Automatización de entornos Cloud

0 Comment

En la mayoría de las situaciones, la automatización de la nube describe una tarea o función realizada sin intervención humana mientras que la orquestación describe la organización y coordinación de tareas automatizadas, lo que en última instancia resulta en un proceso o flujo de trabajo (workflow)

En el caso de creación de un proceso estándar para alojar una nueva aplicación, los departamentos de TI necesitan orquestar varias tareas automatizadas: pueden automatizar la creación de nuevas máquinas virtuales durante un evento de autoescalado, grupos de autoescalado, balanceadores de carga, alarmas, etc.

Estas herramientas y actividades de automatización de la nube deben ocurrir en un orden particular, bajo ciertos grupos/herramientas de seguridad, con roles y permisos asociados.

En otras palabras, los ingenieros deben completar distintas tareas manuales para el “deploy”el nuevo entorno, incluso cuando los componentes de dicho entorno están automatizados. Aquí es donde entra en juego la Orquestación Cloud.

Las herramientas de orquestación en nube, ya sean nativas de la plataforma IaaS o herramientas de software de terceros, enumeran los recursos, tipos de instancia, roles de IAM (Identity Access Management), etc. que se requieren, así como la configuración de dichos recursos y las interconexiones entre ellos.

Se pueden utilizar herramientas como AWS CloudFormation o vRealize Orchestrator de VMware para crear plantillas declarativas que orquestan estos procesos en un único flujo de trabajo, de modo que el flujo de trabajo del “nuevo entorno” descrito anteriormente se convierte en una llamada a nivel de API.

La creación de estas plantillas lleva mucho tiempo y es un reto. Sin embargo, tanto si el equipo de TI es pequeño y necesita estas herramientas para multiplicar y preservar la mano de obra, como si el equipo de TI es muy grande y necesita mantener una única fuente, configuraciones de seguridad y estimaciones de costes aproximados por despliegue a través de múltiples equipos, las herramientas de orquestación en nube simplifican y eliminan el riesgo de los complejos procesos de TI.

¿Cómo se relaciona la orquestación con DevOps?

Esencialmente, los procesos de TI bien orquestados permiten y potencian la integración continua (CI) y la entrega continua (CD), uniendo a los equipos en la creación de un conjunto de plantillas que cumplen con los requisitos de los desarrolladores.

La automatización de la nube es una tarea técnica, la orquestación de la nube es un flujo de trabajo de TI compuesto de tareas, y DevOps es una filosofía que se basa y potencia los procesos orquestados

Como ya es obvio, las herramientas de orquestación en la nube tienen la ventaja de:

  1. Reducir los costes generales de TI.
  2. Optimizar el tiempo para nuevos proyectos – tareas
  3. Mejorar los tiempos de entrega
  4. Reducir la fricción entre departamentos (TI vs Desarrollo)

¿En qué etapa se encuentra tu empresa?

Cada empresa se encuentra en una etapa diferente de la implementación de las herramientas y la filosofía que implica la orquestación. Algunas organizaciones sólo han comenzado el proceso de automatización de la nube.

Otras más pequeñas “siguen confiando” en que un solo individuo o equipo sea el “cerebro” de la orquestación que coordina los procesos de TI. (podéis imaginar cuándo dicha persona deja la empresa)

En el otro extremo, están las empresas que organizan las tareas de automatización en flujos de trabajo de TI estándar pero flexibles bajo una única interfaz de software de monitorización y orquestación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *